Consolas de audio: Digitales y Análogas

La historia y el proceso de las consolas de audio, son la evidencia del impacto que ejerce el sonido en el mundo y aunque en su perspectiva técnica son la herramienta de trabajo que combina diferentes fuentes sonoras, con el objetivo de ofrecer una señal auditiva cálida; las consolas han estado presentes en los momentos de transformaciones tecnológicas acompañando al mundo.

Además estas herramientas profesionales de sonido han sido partícipes de la tecnología, es decir, desde su origen análogo hasta su forma digital.

A finales del siglo XX se empezó a desarrollar el audio digital. Con el aumento de la capacidad de procesamiento, versatilidad y la generalización de las instalaciones de esta tecnología se comenzó a desarrollar consolas digitales; el procesamiento de las señales se realiza mediante un software.

Los sistemas digitales de mezcla constan de varios módulos repartidos por la instalación. Uno de ellos es el encargado de procesar el sonido, conocido como DSP (Digital Signal Processor), siendo el corazón de la consola. Este módulo es controlado por la consola, que suele tener una apariencia muy similar a las analógicas, al cual suele estar unido por una simple comunicación en serie. El DSP consta de diferentes módulos de interface para la adaptación de las señales de entrada y salida al sistema y un módulo de monitoreado.

Los módulos de interface suelen contener los convertidores análogos digitales para las señales de micrófono y línea, así como para los diferentes formatos digitales de audio como AES/EBU, incluyendo las interfaces MADI. También tienen los convertidores digital analógico para cuando se precisan salidas analógicas y los diferentes interfaces para los estándares de audio digital que se utilicen. El módulo de monitoreado está destinado a proporcionar las salidas a los diferentes monitores de audio precisos.

Las consolas o mixers de audio funcionan ya sea con tecnología análoga o digital. Una consola análoga dirige voltaje a través de sus circuitos, en cambio una consola digital utiliza muestras digitales. Una consola análoga aceptará voltajes directamente desde un micrófono o una caja de entrada. Una consola digital convertirá primero el voltaje a información digital. Una consola análoga permite a los usuarios trabajar directamente, con cada control afectando un parámetro particular. Además permite el almacenamiento instantáneo de los parámetros de la consola para acceder de vuelta a ellos con facilidad, prácticamente se puede grabar los seteos.

Una consola análoga puede tener un ecualizador y compresor integrados, mientras que una consola digital puede tener muchos efectos incluidos en su software.

No se introduce ruido en la señal al ser enviada a través de una consola digital. Sin embargo, el audio debe pasar a través de un convertidor de análogo a digital en un extremo y a través de uno digital a análogo en el otro, lo que produce pérdida de calidad de audio.

Las consolas análogas usualmente son grandes, y tienen interruptores, entradas y ecualizadores dedicados para cada canal. Las consolas digitales son capaces de usar un juego de controles para muchos canales.

Respecto a las consolas análogas, las funciones vienen limitadas según el fabricante, el modelo, el color, el material, el precio, etc. En caso de las consolas económicas, traerán escasas funciones y calidad de construcción acorde a su precio.

Existen hoy en día un gran número de marcas que fabrican consolas que son muy fáciles de utilizar y a un precio más accesible.

La elección de las mismas, siempre se tendrían que adecuar a necesidades pasadas, presentes y futuras. De acuerdo a las experiencias en escenarios u otras ocasiones, se debe tener una idea mínima de que para una cuarteto de una guitarra, un bajo, batería y una voz, una consola de 2 canales quizá no funcione o también se puede dar la circunstancia que en una conferencia donde existe un solo locutor, una consola de 16 canales fuera demasiado. No hay estándares en cuanto a la elección de las mismas, ni a su utilización.

El testeo de consolas, realmente serviría, en el caso de las digitales, ya que las análogas mantienen funciones en común y se repiten en su gran mayoría. Dentro de la mayoría de las consolas de 8 canales que encontramos en el mercado, todas ellas comparten funciones en mayor o menor medida, como muteo de canales, entrada de micrófonos, salidas auxiliares, phantom power ecualizadores, master, gain, atenuador, salidas entradas esterero, paneo, faders, insetos y algunas funciones más.

Sin embargo, en muchas aplicaciones no es necesario tener una salida digital, y si una multitud de entradas y salidas analógicas. Una ventaja de las consolas análogas es que son más fiables y estables a las variaciones de corriente eléctrica y el procesado analógico es más cálido. Cuando la señal original cambia, la señal análoga también lo hace en una proporción correspondiente; la forma de onda es similar en ambos casos. Permite a los usuarios trabajar directamente con cada control afectando un parámetro particular. Su desventaja es que no es muy útil al realzar shows con varios grupos ya que se haría muchos ajustes en tiempo real y también acceso limitado al número de procesos internos como compresor, efectos, etc.

En Consolas Digitales podemos encontrar en el mercado un sin número de marcas y modelos, las cuales ofrecen un mayor número de prestaciones de canales en menos espacio, así como funciones para la sonorización en vivo o el registro de las señales utilizadas . También es posible conectar varias consolas en cascada y comunicarse con una PC por medio de los puertos USB o Firewire.

Así como en los sistemas análogos hay ventajas y desventajas, las consolas digitales también las tienen. Sus ventajas son: punto flotante, capacidad de copiar y pegar parámetros completos de canales, Soundcheck Virtual, posibilidad de enlazar otra consola y hacer una expansión de la misma así como de controlar o de ser controlada remotamente.

Sus desventajas son los niveles de ruido, no se introduce ruido en la señal al ser enviada a través de una consola digital. Sin embargo, el audio debe pasar a través de un convertidor de análogo a digital en un extremo y a través de uno digital a análogo en el otro, lo que produce pérdida de calidad de audio subjetiva. Otra de las desventajas de una consola digital es el clipping, una distorsión que sucede cuando aparece en la entrada un voltaje superior al que puede codificar el convertidor análogo digital, produciendo un sonido clip. Para evitar el efecto de clipping, se debe asegurar de que en ningún caso el nivel rebase los 0 dB.

Redacción: Leonardo Montenegro.

Publicación: Mishell Silva Vásquez.

Fuente: audiosystem.ec